WE ARE CHALLENGUE, HUESCA LA MAGIA DE LOS PIRINEOS

Dos portentos. Dos superhombres. Dos "mákinas". Esta vez hemos optado por entrevistar al mismo tiempo a Gorka integrante del club andandaeh y Oscar aferrimo a Os andarines pero también vinculado al club azulillo. Los que les conocemos sabemos que pese a ser diferentes en muchos aspectos les une la pasión por la montaña y la naturaleza, y eso combinado con el espíritu de superación y con ese toque de masoquismo que también comparten, hace que consigan cosas como las que han logrado este año: ser dos finishers de uno de los retos más duros de la disciplina trail-running en este país, la Challenge "Huesca la magia de los Pirineos". Esto está al alcance de pocos, y ellos lo han logrado...

 

¿De pequeño hacías excursiones por el monte?

O.V  Sí. Mis tíos nos sacaban a mi hermano y a mí por la Sierra de Guara algunos domingos. Protestábamos y bastante por tener que madrugar, pero luego nos debía de gustar porque no recuerdo hacerlo por la excursión, por cansarnos o por ser largas.

J.A La verdad que no muchas.

 

¿Una ruta que recuerdes gratamente de aquellos años?

O.V  La primera subida a Peña Gratal. Llegar a la cima me hizo sentirme ya montañero. Y lo contrario, el día que fuimos a San Martín de la Bal d’Onsera. El entorno es precioso. Pero teníamos que llegar a comer a Huesca y fuimos a todo tren (puede decirse que fue mi primera carrera de montaña, jeje).

J.A  Recuerdo una por Nuévalos estando acampados en el Lago Park que empecé a subir por el monte con un amigo (fácil que no tuviera los 9 años), y al pasar más de una hora que no bajábamos mi padre junto al de mi amigo se preocuparon mucho y vinieron a buscarnos. No recuerdo cuanto subiriamos, pero sí cómo mi padre bajaba de cuclillas casi sentado (no era un gran deportista) y el pedazo castigo que me cayó luego. Puede que fuese una premonición jejeje.

 

¿Cuál fue tu primera carrera de montaña?

O.V  Creo que la Osan Trail Mountain de 2011

J.A De “no asfalto” la última edición de la carrera del Ebro de 18 kms en 2012. Ese año hice también la del Cabezo de San Borombón en Muel que podría considerarse mi primera carrera de montaña.

 

¿Y tu primera Ultra de montaña?

O.V  La Trail Sobrarbe de 2012. Ese año tocó la Vuelta a Peña Montañesa.

J.A La Jorgeada de 2014

 

¿Una carrera de las que irías año tras año? ¿Por qué?

O.V  No soy muy amigo de repetir. Pienso que habiendo tantas carreras, es mejor variar. De “las cortas”, he ido varias veces a la Osan cross mountain. Pero porque está cerquita, la fecha me ha ido bien y no es excesivamente dura. Ultras, el único que he repetido y repetiré es el Ultra Trail Guara Somontano. Por el trazado, el entorno, el trato, el ambiente y porque dentro de lo que cabe por la distancia y desnivel, es bastante asequible. Tiene un “nosequé” para mí.

J.A Seguramente cualquiera por el pirineo. Me viene a la cabeza la Vuelta del Último Bucardo que la he hecho dos veces (realmente esta fue mi primera carrera de alta Montaña) y la volvería a hacer año tras año. Porque guardo muy buen recuerdo de lo que es subir un buen pechugazo, y porque transcurre en un municipio pequeño donde prácticamente se vuelca la organización el 100% de la población y el entorno es espectacular. Esa esencia es la que me gusta de las carreras.

 

¿Una anécdota curiosa que te haya pasado en la montaña o en una carrera?

O.V  Muchas. Un día que nos caía la mundial llegamos al refugio de Arremoulit y charlamos con un montañero madrileño. Tenía la misma voz y acento que uno de mis mejores amigos de la infancia. Casi dos años después íbamos subiendo al Bisaurín y un montañero nos preguntó si habíamos visto unos guantes. Le dijimos que no, pero yo le reconocí por la voz. Cuando le dije que dos años antes nos habíamos visto en Arremoulit, todos alucinaron con mi memoria. Pero no era eso, es que oí otra vez la voz de mi amigo. Y además qué casualidad, venía al Pirineo una vez al año.

J.A Pues desde ver “cosas” la segunda noche de la prueba Aneto-Posets, las dos siestas de 5 minutos que me eché en Tena y en Canfranc o el hilo musical que llevamos en Guara durante un rato (era la alarma de mi móvil), Oscar se dio cuenta, sino aun sigo pensando que era la música de un avituallamiento en el que estaban muy animados.

 

¿Otro deporte aparte del TrailRunning o el Atletismo?

O.V  He sido de jugar mucho (y mal) al fútbol pero hace muchos años que no lo practico. Ahora sólo corro y hago montañismo o senderismo.

J.A Ciclismo de carretera o btt, aunque soy un verdadero patán. O el triatlon. A ver si dentro de un tiempo lo vuelvo a retomar. De momento no me da la vida. Pero en unos años algún intento de hombre de hierro caerá.

 

¿Correr solo o en compañia?

O.V  Prefiero correr en compañía. Lo que más me gusta es correr por el monte, sin pretensiones de ritmo. Y esto compagina bien con ir en grupo. Y por la ciudad, pues se te hace más ameno también y además vences mejor la pereza. Pero también pienso que si quieres hacer calidad, series o ir a un ritmo concreto más exigente, es preferible ir solo. Y hay días que no queda más remedio.

J.A Por mis turnos de trabajo suelo entrenar sólo. Aunque disfruto mucho las quedadas. Sobre todo cuando nos vamos fuera de Zaragoza. O cae un buen almuerzo “after training”.

 

¿Zapatillas actuales de trail?

O.V  Tengo varias en uso. Las últimas que compré, unas La Sportiva Akasha. Voy muy a gusto con La Sportiva Qlite que creo que están hechas para mis pies. Pero tienen los días contados.

J.A La Sportiva Ultraraptor y Tecnica Inferno 2.0 . Entreno también con unas Joma Trek, pero no las recomiendo para tiradas de más de 20 kms

 

¿Zapatillas actuales de asfalto?

O.V Las Saucony Ride y las Brooks Ghost.

J.A La K-Swiss que me vendió un compañero de andandaeh que con el poco asfalto que hago seguramente me duren un par de años más jejejeje.

 

Una ruta por la montaña que recomiendes.

O.V Muchos rincones del Pirineo me encantan, pero aunque pareca un tópico, Ordesa tiene un encanto especial. Cualquiera por allí, dependiendo del nivel. No sólo la típica ruta a la Cola de Caballo. El recorrido al Circo de Carriata, Faja Racún y Circo de Cotatuero lo veo espectacular…Y los más exigentes que se suban al Monte Perdido.

J.A Cualquiera de las ascensiones al Moncayo. Llevo idea de hacer algún día (ya para el año que viene) una doble ascensión al Moncayo. Subir desde Cueva de Ágreda, bajar por las zetas, volver a subir por el cucharón y bajar de nuevo a Cueva de Ágreda. Lo he hecho por separado, pero me hace gozo hacerlo todo de una tacada.

 

Finisher de la Challenge Huesca la Magia de los Pirineos 2016. ¿se siente algo especial por terminarla o prueba tras prueba se va saboreandolo?

O.V Lamentablemente, porque ya me gustaría, no soy de los que experimentan un gran “subidón” en meta tras terminar una carrera. Luego poco a poco sí, al rato o los días siguientes. O al ver las fotos o releer la crónica. Entonces sí me recreo en lo que he conseguido. En el caso de la Challenge tras cada carrera la alegría era contenida, porque eras consciente que te quedaba aún “tajo”. Aunque tras alguna de las pruebas sí que pensaba que aunque no terminara el reto, acabarla ya era un logro importante para mí, como tras Aneto o Tena o Canfranc.

J.A Bufff, como bien le gusta la frase al compañero Pablo, se consigue carrera tras carrera (partido a partido como diría el Cholo). Al inscribirme no me planteé demasiado si iba a ser capaz de completar el reto entero. Quise ir ultra tras ultra. Sí que es verdad que finalizar el Aneto-Posets fue una inyección de moral (el año anterior me retiré) y teniendo ya completada el 50% veía que había posibilidad de conseguirlo. Pero realmente la CHALLENGE empezaba en ese momento. Dos huesos muy duros que venían muy seguidos y donde se concentraba gran cantidad de desnivel y dificultad técnica. Tena y Canfranc-Canfranc. Sabía que si terminaba las dos, salvo catástrofe lo iba a conseguir.

 

De las seis pruebas de la Challengue ¿cual se hizo más dura?

O.V La Canfranc-Canfranc. Por el desnivel, el trazado y el tiempo límite. El GTAP también tiene lo suyo, sobre todo el primer bucle, pero si sales de Benasque a hacer el segundo bucle y no tienes problemas físicos, ya es más cabeza, aguantar. En Canfranc en todo el recorrido tienes que exigir a las piernas y no desfallecer de mente tampoco.

J.A Sin lugar a dudas, la Canfranc-Canfranc. Ojo con Tena, porque el terreno y el desnivel es terrible, pero el tiempo de corte es menos ajustado. Pero Canfranc-Canfranc es un verdadero infierno. Muy bonito, eso si.

 

¿Y la más asequible?

O.V Visto ahora, semanas después, quizás Sobrarbe. Es más cortita y se nota. Aunque no te puedes dormir al principio por los tiempos de corte, también es verdad que el perfil en esa primera parte permite ir más rápido que en le resto de carreras.

J.A Sin desmerecer ni subestimar ninguna por supuesto, diría que la Ultra trail de Jaca.

 

¿El peor momento pasado en la Challengue?

O.V En la Canfranc Canfranc, antes de la mitad, en el Valle de Izas. Creíamos que íbamos bien de tiempo. Pero por un comentario de Ramón “Monrasin” empecé a echar cuentas de los tramos que nos quedaban, y habiendo comprobado ya lo dura y lenta que era la carrera, y los tiempos de corte, me di cuenta que no pasaba como en otras carreras que los tiempos de corte se van ensanchando. Y me dije que había que apretar, o que era posible que no llegara en tiempo. De hecho creí durante unos kilómetros que era probable que no llegara a tiempo.

J.A La noche de Canfranc por el circo de Astún dándonos cuenta que íbamos tan ajustados de tiempo que posiblemente no llegáramos en hora. Fueron unas cinco horas de total desconcierto sumado al desgaste de llevar mas de 20 horas por el monte. Una vez llegué a Candanchú con 20 minutos tan solo de tiempo, ahí quería tirarlo todo por la borda, practicamente se había acabado la Challenge para mí. Gracias a los voluntarios que me dijeron que me daba tiempo de sobras de llegar a Canfranc en 6 horas.

 

¿Y el mejor momento que recuerdes de la Challengue?

O.V Recuerdo con emoción la llegada a Benasque del Gran Trail Aneto Posets. Dos años antes me había retirado. Fui muy nervioso y con mucho respeto, por no decir miedo. Esa llegada sí que fue exultante, porque además hicimos todo el recorrido juntos Gorca y yo ( a mi compañero en esto de la Challlenge desde aquí mando un abrazo, ¡lo que hemos vivido!, eso se queda para nosotros, jeje). Y llegábamos juntos y bien. Y en meta nos esperaban los amigos de Andandaeh.

J.A La llegada del Aneto Posets cuando os vimos en el parking y después en meta. Y la bajada a Canfranc desde el Collado de Estiviellas. Ahí ya me empecé a creer que lo iba a conseguir.

 

¿Que te espera en el 2017?

O.V ¿Esto lo leerá mi madre?... Lo tengo que pensar todavía, pero mi idea a día de hoy es fijar una o un par, convenientemente separadas, de carreras largas, de entre las más conocidas a nivel nacional (GTP, Ultrapirineu, Transvulcania, Travessera…), que me gustaría ir haciéndolas todas, pero poco a poco. La elección dependerá de que vaya acompañado. Allá donde se monte expedición Andandaeh, esa elegiré. Y nada de hipotecarme con más. Y a ser posible el veranito, libre. Ese será el objetivo. Luego ya otras carreras de distancias más cortas según vaya discurriendo el año pero apuntándome con poca antelación. Una maratón de asfalto supongo que caerá.

Iría al Tor, pero no me dejan en casa. Para qué voy a mentir.

J.A Lo primero seguir disfrutando de correr y de hacerlo en el mejor club del mundo ever “ANDANDAEH TEAM” . Y en cuanto objetivos deportivos, soy consciente que voy a tener menos tiempo debido a conciliación familiar, por lo que pondré dos o tres objetivos concretos y luego ya lo que salga. Eso sí, tengo pensado dar el salto a las 100 millas y será en EHUNMILAK o en UTMB, Hay que negociarlo. También suena muy buen UltraPirineu, Transvulcania, GTP… Bueno paro ya que me lio y me emociono.

 

Fecha: 
Lunes, Octubre 17, 2016