Camino de Santiago: Etapa 2

Autor: 
TRICAS
Fecha Cronica: 
08/06/2015
Disciplina: 
Otros

Puente la Reina - Estella (22km)

Empieza la segunda etapa, la noche ha sido dura, no he podido dormir bien debido a los abundantes ronquidos de un compañero. Además, los caminantes empiezan a levantarse a partir de las 5 de la mañana por lo que el ruido es constante.

Me levanto a las 7 y ya solo quedamos en el albergue un ciclista y yo. Tranquilamente desayuno en una cafetería y me pongo al día de los acuerdos políticos de esta tierra haciendo tiempo mientras leo el Diario de Navarra. A las 8:30 emprendo el camino, cruzo el majestuoso puente románico con el que me despido de Puente la Reina, activo el GPS y a empezar a trotar.

A escasos kilómetros de estar en activo me encuentro con unas cuestas que ni el mismísimo Tourmalet. La primera media hora transcurre por caminos en pendiente continua. Toca hacer muchos tramos andando para dar luego paso a divertidas y empedradas bajadas. En Cirauqui decido comprarme un aquarius y llenarme el bidón con él. ¡Estamos de vacaciones, vamos a tirar la casa por la ventana!

 

Durante todo el trayecto voy encontrándome con mis compañeros del anterior albergue y eso me hace mucha ilusión. Todos se quedan sorprendidos y ponen por fin cara al rumor de que había "intrépido" que estaba haciendo el camino corriendo (Intrépido dícese de colgado). Van pasando los minutos y entre saludos y fotos llego a mi destino: Estella. Como había presagiado, he llegado muy pronto, Son las 11 de la mañana y el albergue no abre hasta las 12. ¡No problem!. Tiene fácil solución, me dirijo al bar más cercano y junto a una VOLL DAME DOBLE MALTA espero a que llegue la hora.

En el albergue ANFAS me tratan de maravilla, es un trato muy cercano y se desviven para solucionarte cualquier duda. Se lo recomiendo a todo peregrino que esté leyendo estas palabras. Eso si, había muy poca gente hospedada y de muy poco hablar salvo tres compañeros conquenses con lo que hice muy buenas migas y ya compartí el resto del camino.

Tarde soleada en Estella, tocaba hacer turismo. Igual peco un poco en este sentido ya que por la mañana me pego tiradas largas corriendo pero luego por la tarde soy incapaz de estarme quieto y me la pego paseando de un lado a otro. Visité el curioso Parque de los Desvelados y puse en remojo mis doloridos pies en las pozas saladas.

ETAPA ANTERIOR                                                      SIGUIENTE ETAPA               

Añade un comentario a la crónica