Quebrantahuesos 2013

Autor: 
EDGAR
Fecha Cronica: 
22/06/2013
Disciplina: 
Ciclismo de Carretera

5.30 h del sábado 22 de Junio de 2013, suena el despertador, he dormido fatal (al contrario de lo que pensaba) el subconsciente traiciona y los nervios atacan, además se le debieron contagiar a una enana de 5 meses que se despertó a mitad de noche cuando nunca lo hace. Me levanto y bajo a desayunar, el comedor del hotel lleno de locos ciclistas poniéndose tibios (parecía que fuesen a recorrer 200 kms en bici…jaja).

Había quedado con Diego a las 6.45 al lado de la salida, allí que acudo puntual a la cita y ya está Diego esperando, nos dirigimos hacia la salida comentando lo mal que hemos dormido…. (era el comentario generalizado por allí…) Vamos a la salida y sólo dejan entrar a dorsales de colores (con tiempo acreditado) y al resto de humanos nos desvían por la variante de Sabi a coger la cola del pelotón….. llegamos y allí nos situamos.

Buenos días, aquí estoy de nuevo vieja amiga, hace ya 7 años que nos conocemos y vuelvo 4 años después, a ver si no me maltratas mucho que no he entrenado todo lo que me gustaría.

Va llegando gente y gente y más gente por detrás hasta tal punto que ni en la avenida del Pirenarium se veía donde estaba el final de ciclistas. Espectacular. Evacuamos aguas menores para salir con el mínimo peso posible y a las 7.30h en puntísimo suena el cohete que indica que los primeros han salido, allí no se mueve nadie… hasta las 7.45 no empezamos a andar y pasamos por el arco de salida a las 7.50h. Nos deseamos suerte y a por ellos, que son pocos y cobardes. Mucho público en la salida y en todo el pueblo de Sabiñánigo, se agradece mucho, mucho, que la gente baje de sus casas a las 7.30 para animar a los ciclistas.

Salimos ya dirección Jaca y cogemos la autovía (antes se iba por la nacional) por la cual se rueda que es un alucine, con el asfalto nuevo y con toda la autovía para nosotros. Pillamos un grupo y a la marcha, por la izquierda van pasando otros que van fuertes, quizás demasiado, el corazón a veces te dice “engánchate” con ellos pero la cabeza dice “tranquilo que falta mucho”. En nada llegamos a Jaca, donde está el primer repecho, que subo que ni me entero… y ya vamos a por el primer puerto de nuestro paseo sabadero, el Somport.

Al empezar a subir le comento a Diego que no aguanto hasta arriba sin cambiarle el agua al canario y que tengo que parar, así que paramos justo antes de Castiello. Lugar en el que también había salido bastante público a animar, les pregunto a unos que estaban animando si falta mucho para terminar y me dicen que “un poquillo jaja” Seguimos para arriba con el Somport sin grandes desniveles y llegamos a Villanúa donde estaba Israeling, paramos a verle y Diego se quita la ropa que le sobra, yo llevo los bolsillos que van a explotar con los recambios, móvil, comida… y no me cabe nada, así que con chaleco (aunque sea abierto) y manguitos abajo para arriba. Llegamos a la cuesta de fusileros, justo antes de Canfranc Estación y ahí es donde empieza de verdad el puerto hasta la frontera. Vamos subiendo a ritmo tranquilo (tampoco parados, pero sin forzar). Al llegar a Candanchú, sorpresa, ya no se entra por aquí y se sube recto hasta la frontera. Estamos a punto de coronar y bastante público animando en los arcenes (se nota que mucha gente del Portalet debido a los cortes de carreteras introducidos este año, se han venido al Somport) .Una chica me anima por mi nombre, la miro y no la conozco de nada…. Que mosqueo… Y al segundo recuerdo que pone nuestro nombre en el dorsal que llevamos jeje Coronamos y vaya tapón en el avituallamiento, hay que saltar bicis y casi ciclistas para llegar a avituallarse. Comemos algún sándwich, plátano, cogemos alguna barrita, rellenamos bidones, hacemos pises, echamos alguna foto y cogemos las máquinas de hierro y para abajo.

Cada vez me gusta más el descenso del Somport, es una gozada y cuando te lo conoces cada vez más, veo que Diego baja bien así que bajamos ligeritos pasando a mucha gente, tampoco es que nos juguemos el tipo, pero la gente esta vez baja con muchísima precaución. Pierdo a Diego pero en el cruce del túnel del Somport me giro y lo veo que baja por la curva anterior, le espero y al llegar a mi lado me dice que tiene que parar urgentemente, paramos en el arcén y me dice “no te lo vas a creer” se quita las gafas y lleva una lentilla pegada a la gafa!!! Se le había caído la lentilla y se le había quedado (por suerte) en la gafa. Se la pone de nuevo en el ojo como puede y seguimos bajando el puerto. Terminamos el descenso del Somport y cogemos los llanos que ya te acercan a Escot, localidad donde comienza el siguiente puerto, Marie Blanque (conocido entre los aficionados como la dama blanca) Nos pasa una chica que va con un chico, llevan buen ritmo y nos metemos con ellos, pasamos relevos, incluso apretando un poco las tuercas a alguno y sin darnos cuenta llegamos a Escot.

En la primera cuesta que hay justo antes del pueblo paramos de nuevo a vaciar vejigas y quitarnos ropa (Diego, porque como yo ya he dicho, no llevo hueco para guardar nada) Empezamos el puerto y le explico un poco a Diego como es.. 5 kms “suavecitos” y 4 kms para hombres. Hablando y a la marcheta llegamos al avituallamiento líquido que hay justo antes de los 4 kms finales, no paramos porque llevamos líquido de sobra y de repente viene el cuestón, lleno de ciclistas hasta lo que divisa la vista, parecen hormiguitas de colores, una imagen espectacular. Metemos todo el desarrollo y para arriba. Hola, aquí estamos de nuevo dama blanca, espero que seas piadosa conmigo como la última vez que te subí hace 4 años. Vamos subiendo poco a poco y Diego me dice que necesitaría otro piñón (lleva un 25, yo un 27, la experiencia es un grado jajaja) A la marcha atrancados van pasando los metros muuuuy poco a poco, Diego me dice que va a parar a estirar las lumbares que le van a explotar, le digo que nos vemos en el avituallamiento, continúo con la mentalidad de intentar no poner pie a tierra. No es fácil, porque hay más de uno y más de 10 que suben andando, pero la mente hace mucho aquí, hay que mentalizarse en subir, subir y subir. Pedalada a pedalada y para arriba. Llega un momento que veo que la fuerza me acompaña (más de lo que esperaba) y me permito el lujo hasta de animar a algún compañero que parece un cadáver sobre una bici más que un ciclista. Siguen pasando los metros, lentos, muy lentos, de repente último km, después 500m a cima, venga chavales que esto está hecho, nos vamos animando unos a otros, parecemos tontos jaja última curva y ya se oye el gaitero!! Siempre hay un gaitero tocando en la cima del Marie y cuando lo oyes es que ya queda muy poco para terminar el infierno. Se escucha mucho ambiente arriba, venga últimos 500m, empieza a haber animadores que hacen las duras rampas más llevaderas, corono, me paro a subir manguitos y a abrochar el chaleco y sigo hasta el avituallamiento (se encuentra a 3-4 kms de coronar). Avituallamiento a reventar de gente, se les han acabado los sándwiches (errorrrrrr) así que como algo de plátano, alguna barrita que llevo, relleno bidones y espero a Diego. Viene y después de repostar vamos bajando, paro en el primer pueblecito que hay en plena bajada del puerto ya que arriba no hay cobertura, para llamar y dar señales de vida a la familia. Una amable señorita francesa me dice que no puedo llamar por un error en las redes, así que envío sms. Llano hasta Laruns, se me hace hasta corto, y llegamos a laruns lo que indica el comienzo del tercer puerto y más largo, el Portalet.

Diego me dice de parar para quitarse el chaleco, así que paramos en el desvío del Aubisque. Comenzamos el Portalet, el tercero y el juez de esta marcha, el que pone a todos en su lugar durante los 30 largos kms que tiene. Los primeros kms son suaves, vamos a buen ritmo pasando a gente. Me veo bien de fuerzas pero son 30 kms de puerto y se pueden hacer muy largos si te viene el tío del mazo a visitar (personaje que por cierto, estaba en Hoz, luego lo contaré). Van cayendo los kms y seguimos pasando a gente, muchos nos miran como diciendo “estos de azul donde van”.. Diego me dice que se le carga la espalda de nuevo y que a 20 de cima va a parar a estirar, yo me veo con buen ritmo y me da miedo parar y perderlo, así que continúo, km a km se va endureciendo, sigo pasando a gente, a la altura de la presa de Artouste paso a una chica que veo que le va grabando una moto, lleva una bici Giant y equipación de la misma marca. Al rebasarla veo que la moto continúa y vuelve a parar más adelante para volverle a grabar, en ese momento caí en que era Edurne Pasaban (primera mujer en escalar los 14 ocho miles) ya que vi unas fotos unos días antes donde ponía que participaba y salía con ropa de Giant. Llego al avituallamiento de Artouste, ya con ganas de divisarlo por comer algo que no sean barritas/geles y para rellenar bidones. A los 5 min viene Edurne Pasaban que deja la bici justo a mi lado y le dice al cámara que le va grabando que va fundida y que no sabe si va a poder terminar, que es muy duro. Al poco viene Diego, estamos un poco descansando y justo pasa Edurne y le animamos y le pedimos hacernos una foto con ella. Es hora de seguir, nos montamos en la bici, las primeras sensaciones no son buenas, no tenía que haber parado tanto pienso, tengo mucho calor y las piernas tardan en encontrar ritmo (el garmin me marca 35º) pero pasado 1 km voy yendo mucho mejor. Seguimos para arriba pasando a gente poco a poco, a unos 4 kms para coronar empieza a haber gente animando, los amigos de Diego están a unos 2 – 2,5 kms de coronar, él para pero yo tras el parón del avituallamiento me da miedo parar y continúo hasta coronar, hay público animando aunque mucho menos que otros años, pero aun así entre los ánimos de la gente y el esfuerzo acumulado hace que te emociones. Paro en la frontera al coronar a ponerme chaleco y manguitos y para abajo. Es el único momento del día que miro el tiempo, calculo que sobre 9.30h caerán en meta. Formigal, Sallent, Escarrilla, cruce de Panticosa y giramos a por el último puerto del día.

Hoz de Jaca, 2 kms, sólo 2 kms pero exigentes, que con los kms y el desnivel que llevamos acumulados, se hacen duros. A 1 km de cima veo un cartel “a 50m EL TÍO DEL MAZO” miro para delante y veo a dos cachondos disfrazados con mazos de juguete que le daban a la gente en la cabeza a la vez que animaban… Hay bastante público a 500m de coronar que nos anima, cima y a rellenar bidones. Espero un rato y llega Diego, rellena bidones y a por Sabiñánigo que vamos. El descenso de Hoz tiene varias curvas muy cerradas y peligrosas, cuando las habíamos pasado de repente PLASSSSSSSS un ruido espectacular, vaya!!! mi rueda trasera, he reventado. Paro rápidamente y el resultado es que hasta había destalonado la cubierta e iba sobre la llanta, jamás había tenido un reventón tan grande. Revisamos rezando que sólo sea la cámara lo que se ha roto y por suerte así fue, cambio la cámara, empiezo a hinchar y justo viene un coche de asistencia que para y me dejan la bomba grande (gracias!). Proseguimos, repecho de Búbal que siempre se hace mucho más de lo que es y ya bajada y llano hasta meta, vamos bien, bastante bien, con ritmo adelantando a gente, los que pueden se meten a rueda y no pasa casi nadie relevos tan sólo uno con ropa del Garmin da algún relevo tímido…. El resto Diego y servidor tirando a buen ritmo. Llegamos a Sabiñánigo y con el cambio de ubicación de la salida/meta hay que hacer unos kms extra por la variante que incluyen un par de cuestas que pican en las piernas de lo lindo. Ya vemos la meta. Ya está, conseguido. Entramos en meta de la mano, nos felicitamos y le doy la enhorabuena a Diego por licenciarse como ciclista. Muy contento y satisfecho, mi único objetivo era volver a realizarla sin pasar muchas penurias, así fue y además acabé muy muy entero.

El tiempo?? muy bueno, calorcito. jeje ah, el tiempo que tardamos? es lo de menos, 9h40. Tiempo pedaleando 8h10, tiempo parados 1h30m casi nada, nos faltó echarnos una partida de cartas jaja.

Esta fue mi cuarta QH.
¡¡VIVA EL CICLISMO!!
Lo mejor de la marcha:
El público que pasa horas y horas a la intemperie para animar, ya sea en meta o en los puertos. GRACIAS
Los voluntarios, MUY GRANDES.
Los participantes, que hacen que haya un ambiente único.
El recorrido, mágico y precioso. Y este año con lo que ha nevado todavía estaba más bonito.
El ambiente que se vive ese fin de semana en Sabiñánigo y alrededores, no creo que haya nada similar en España, y quien sabe si en Europa.

Lo peor:
Los guarros que tiran los envoltorios de las barritas y geles al suelo. Poco cuesta guardárselos en el maillot y tirarlos en los avituallamientos.

P.D: No puedo terminar esta crónica sin agradecer a mi familia el apoyo y el tiempo que les he robado, sobre todo los fines de semana para prepararla. ¡Gracias a mis chicas, Leyre y Elena!

Siento el ladrillo, prometo un sugus de piña para el que lo lea!

Fotos:
Esperando el cohete que anuncia la salida.
Imagen

Cima del Somport y avituallamiento.
Imagen

Coronando la dama blanca.
http://fotos.subefotos.com/b707a46df13bf27bf290a369f2cccbf1o.jpg

Avituallamiento Marie Blanque.
http://fotos.subefotos.com/a40f4bda9968a65c2a17d2b416202d98o.jpg

Bajando Marie Blanque.
Imagen

Con Edurne Pasaban en el avituallamiento de Artouste (10 kms a cima del Portalet)
Imagen

Descendiendo Portalet, a la altura de Formigal.
Imagen

Tirando de grupeta junto a Diego hasta meta.
Imagen

Los guerreros entran victoriosos en meta.
Imagen

Añade un comentario a la crónica