Quebrantahuesos 2014

Autor: 
EDGAR
Fecha Cronica: 
22/06/2014
Disciplina: 
Ciclismo de Carretera

Este año no me había preinscrito al sorteo de plazas ya que entre Septiembre y Diciembre de 2013 no había salido ni un día en bici, y no tenía claro si iba a poder y a tener ganas para salir lo suficiente como para preparar la prueba. A finales de Diciembre empiezo a correr a pie y a salir algún día suelto en bici.

En 2014 conforme avanza el año, voy saliendo más tanto a correr como en bici, varios amigos hacían QH ya que habían sido agraciados en el sorteo y allá por Marzo-Abril me empezó a picar el gusanillo de correrla de nuevo. Me apunto a varios sorteos que encuentro por internet y a principios de Mayo en uno de ellos me comunican que me ha tocado un dorsal. Ya la hemos liado pensé….. Pues nada, ganas tengo, y aunque no llevaba en mente hacerla, algo he ido saliendo en bici… Me puse un calendario “casero” de entrenamiento hasta el 21J y me propuse cumplirlo en la medida de lo posible. Y lo cumplí, aún superé en kms y horas lo que me había planteado.

21/06/2014 Me despierto a las 5h, había puesto el despertador a las 5.30 pero no hizo falta que sonase. Me costó conciliar el sueño por la noche pero me despierto con sensación de haber descansado. Desayuno y voy preparando todo. Estoy alojado en Sabiñánigo, salgo a la calle a ver la temperatura y me parece que hace muy poco frío para ser esas horas de la mañana, dudo si ponerme camiseta interior fina o no ponerme y si coger chubasquero o no. Un vistazo a la predicción y siguen dando algo de agua en Laruns y el Portalet hasta Formigal, así que el chubasquero al maillot que va.

Había quedado con Maikel, Diego, Carlos y Néstor (dormían en Canfranc) a las 6.30 en un punto al lado de la salida de Pirenarium, el mismo punto donde quedé el año anterior con Diego. Llego a las 6.27 y no están, recibo un whatsapp en el que me dicen que se van a retrasar. Entro a un bar allí mismo y me tomo un café, les pregunto que cuanto tardan y que si van a poder llegar hasta donde habíamos quedado (depende de donde aparques no puedes llegar) no recibo respuesta y a las 6.52 decido ir hacia la salida, veo que entrando por el parking de al lado del Pirenarium me ahorro dar toda la vuelta por la variante, y por ahí que me meto y me sitúo justo en la contrameta. Los demás llegaron a las 7 y tuvieron que ponerse bastante más atrás y dar la vuelta por la variante. Para Carlos, Néstor y Maikel era su primera QH, salían sin pensar en tiempo, sólo a terminar…. para Diego la 2ª y para mí la 5ª. Le digo a Diego que no se preocupe, que le intento esperar y que si no me pilla le espero en Candanchú en el avituallamiento para intentar ir juntos. 7.32horas (que raro siempre son súper puntuales a y media) y con 16 grados de temperatura (calor), lanzan el cohete que anuncia la salida de la marcha, como estoy en la contrameta puedo ver como salen los primeros y veo entre ellos al gran Miguel Induráin y a Olano. Empezamos a movernos y paso por el arco de salida a los 10.45 min de la salida de los primeros (10 min antes que el año pasado). Salimos de Sabiñánigo como siempre con las calles llenas de gente animando, cogemos la autovía y se empieza a rodar muy rápido, por la izquierda va pasando algún grupo como todos los años que van volados buscando tiempo, yo me quedo con los mortales pero rodamos realmente rápido. Justo antes de Jaca varias ambulancias paradas atendiendo a varios ciclistas, debió haber buena caída. Cuesta de Jaca nada más dejar la autovía y bajada que nos lleva ya hacía el comienzo del Somport, primera ascensión de la jornada… Justo en el comienzo del puerto, me pasa la grupeta de Zarabici, van bastante rápido, pero creo que puedo ir cómodo con ellos, se me pasa por la cabeza meterme pero prefiero controlar y esperar a ver si viene Diego.

Pasamos Castiello (llegamos con 33 de media, una pasada) Villanúa(donde hay un par de cuestas que pican bastante para arriba), veo otra ambulancia parada y la grupeta de Zarabici allí, se había caído algún integrante y le estaban esperando, sigo a mi ritmo y a la altura de Canfranc me cogen de nuevo los Zarabicis, que está vez, van poco más rápido que yo, así que me meto con ellos, hago toda la ascensión con ellos, llevan un ritmo controlado y muy majo, hace ya bastante calor, se suda mucho para ser tan pronto y a esa altitud, pero subo lo más duro a 165-170 pulsaciones y ya desvío a Candanchú donde paro a avituallarme y esperar a Diego como habíamos quedado. Como y bebo y a los 7 min aparece Diego, se avitualla el también y seguimos a coronar Somport. En la frontera cogemos periódicos para abrigarnos para el descenso, los ofrece la gente, pero realmente con el calor que hacía, no eran ni necesarios…

Descenso del Somport, me encanta esta bajada, cada año me gusta más, me lanzo pasando a mucha gente, siempre con mucha precaución a la hora de pasarles, llego al cruce con la carretera general que sube al túnel del Somport, me giro y no veo venir a Diego, me echo a la derecha y bajo el ritmo hasta que Diego me alcanza y continuamos el descenso y posteriormente, el llano hasta Escot. Pasamos bajo el puente y ya se ve el desvío a Escot, nos decimos Diego y yo, “ya estamos”.

Repecho de entrada al pueblo y giro para coger el ascenso a la dama Blanca. Llevaba desde el Somport pensando el calor que íbamos a pasar en el Marie… A los 2 kms del comienzo de la ascensión paramos a cambiar el agua al canario y a tomar un gel. Otros 3 kms, avituallamiento líquido en el que no paramos porque vamos bien de agua y comienza la RAMPA, Diego se anima y mete un tirón, yo a mi ritmo meto todo el desarrollo y aprieto los dientes, los primeros 500mts ya se hacen muy largos, ya hay gente caminando, se empieza a sudar a mares, empiezo a pensar que no aguanto los 4 kms sobre la bici ni en broma, 180 pulsaciones, 179, 181, 180, de pie, sentado, de pie otra vez, sentado, con todo el desarrollo aun pasaba a gente que todavía va más clavada (yo no puedo ir más despacio con mi desarrollo) veo que poco a poco voy cogiendo a Diego tras el tirón inicial que había dado, 3 a cima, que largo es esto, no aguanto, estoy sudando como pocas veces en mi vida, me voy a tener que bajar, 500 metros, 2 kms a cima, gente parada en las pocas sombras que hay, en los riachuelos refrescándose, venga que llevas la mitad, intenta aguantar, tenía a Diego a 30-40 metros, 1 km a cima y pienso que como sea debo aguantar ya, aun así me sigue tentando mucho bajarme de la bici, 500 m y ahora si que tengo que subir esto como sea. Cima y nos tiramos hacía el avituallamiento. Comemos, bebemos, y sin perder demasiado tiempo, cogemos las máquinas e iniciamos el descenso el cual hacemos bastante rápido.

Llegamos al llano que nos llevará a Laruns, vamos solos y veo un grupo delante y le digo a Diego “vamos a engancharnos” damos un tirón y ya estamos en el grupo, llegamos a Laruns, cruzamos el pueblo y giramos a la derecha hacía el Col de Aubisque y Col du Portalet. Spagne 29 kms pone en la señal… nada más empezar me giro y Diego no viene, que raro, me paro y le espero 3 o 4 minutos hasta que viene, se le había salido la cadena y se le había enganchado entre plato y cuadro. Comenzamos el puerto a buen ritmo, más o menos como el año pasado, pasando a un montón de gente, yo de pulso sobre 150-155-160 pulsaciones, bien, voy más o menos cómodo pero de repente cuando llevábamos 3-4 kms subiendo empiezo a notar mucho calor, miro el garmin y marca 35 grados, me quedo a unos metros de Diego, seguimos avanzando y le digo que siga el, que tengo mucho calor y estoy agobiado, notaba como que el cuerpo no refrigeraba bien, un calor exagerado. Bajo el ritmo, me echo agua en la nuca, bebo agua, bebo sales, me quedo a 140 pulsaciones, no puedo pasar de ahí, pongo el piñón grande y

no quiero más que llegar al avituallamiento líquido que está en el km 10 del puerto, donde en ninguna de las otras 4 QH había parado, se me hacen largos muy largos los kms. Llego al avituallamiento, hay un camión con altavoces y música y hasta un speaker animando… hay fila para rellenar bidones, lleno los dos, bebo agua, tengo un calor impresionante, me quito la camiseta interior (que está empapada, pesa 1kg) y la tiro a un cubo de basura. El speaker dice que la gente no sea egoísta, que está haciendo mucho calor y no queda mucha agua y no les va a llegar a todos, que en 10 kms está el avituallamiento de Artouste. En plan broma dice “si alguno se encuentra mal y no puede seguir os quedáis aquí que os recogerá el autobús” y pensé…. Pues debería ser uno de ellos porque casi no llego hasta aquí………… aún así, me subo a la bici con muy pocas ganas y decido seguir a ver si llego a Artouste y a ver si me encuentro mejor con el descanso. Nada, sigo igual, todo el desarrollo metido, 140 pulsaciones y sin fuerzas, sobre todo mentales, para continuar. No me venía ni un pensamiento positivo, nada. Se me hacen los kms eternos, me pasa mucha gente, y algunos van tan despacio como yo (pocos). Hay momentos que pienso que no llego ni a Artouste y voy a tener que dar media vuelta y bajar al avituallamiento que acababa de dejar atrás para que me recoja el bus, cada vez hay más gente parada en la cuneta descansando, mojándose en riachuelos, paro, me siento y me quedo mirando a los que suben, vaya caras, todo un poema, pocos suben frescos y con buena cara. Como puedo me arrastro hasta el km 20 del puerto donde está el avituallamiento de Artouste y cada vez tengo más claro que allí me retiro, quedan los 10 kms más duros del puerto y después 50 a meta, me es mentalmente imposible seguir. Llego al avituallamiento, veo un autobús con bicis en el maletero, me acerco a preguntar, eran las 13.50 horas, me dicen que si me quiero subir hasta las 17 horas (cuando pasen los últimos) no pueden salir. La primera vez en 20 años tras muchas carreras y pruebas cicloturistas que me retiro, pero con lo mal que lo había pasado en esos 15 kms, me da igual el tiempo de espera, allí que me quedo más de 3 horas y animaré a los que faltan por venir. Llamo a la familia para avisar de que me retiro y voy a tardar en llegar a la meta, con lo fundido que estaba mentalmente y la emoción no podía ni hablar más que a duras penas.

Bebo mucho, muchísimo, mientras espero en el avituallamiento y voy comiendo algo. Estoy pendiente a ver si veo venir a los que faltaban, Maikel, Néstor, Carlos, Jesús y su amigo David…. Maikel pasó y no lo vi, sobre las 15.30h viene Néstor el cual está conmigo un rato y tiene dudas sobre retirarse, le animo y le digo que venga para delante. Vienen también Jesús y David, que se les ve frescos y están poco en el avituallamiento y continúan la ascensión junto a Néstor. A Carlos no le veo, pienso que se habrá retirado y le busco hasta por los autobuses que venían de recoger a gente de partes anteriores del recorrido, pero no lo veo.

Allí me encuentro a José Luis, el padre de mi amigo Diego, que el año pasado hizo su primera QH en 8 horas y este año viene con calambres desde Marie Blanque, y el pobre hombre iba acalambradísimo y no podía ni andar, le tuvo que atender la ambulacia.. y se quedó conmigo a esperar en el autobús-escoba.

Cuando han pasado prácticamente todos los participantes y sobre las 17h salimos con los autobuses dirección meta, nada más salir empezamos a pasar a los últimos participantes de la prueba, ¡estos son los verdaderos campeones de la QH! Cuando faltaban unos 3-4 para coronar veo a Carlos sobre la bici, clavado, pero subiendo poco a poco y unos 500 metros por delante suyo veo a Néstor que va caminando con la bici al lado, vamossssssssss pienso! Pasamos la frontera del Portalet y bajamos hasta Biescas donde la Guardia Civil nos para y nos desvía por una carretera interior para llegar a Sabi (la nacional estaba cortada en sentido Biescas-Sabi por la prueba) por la que no cabe el bus!! Casi nos quedamos atascados, vaya

organización de los buses! Vuelve el bus a la nacional y tras discutir con la benemérita, bajamos las bicis los que podíamos y hacemos Biescas – Sabiñánigo en bici. Me encontraba ya mejor, entre la mala leche y lo tarde que era empiezo a coger a participantes de los que harían sobre 10 horas y les digo que se enganchen que les llevo hasta Sabi, los que pueden se enganchan y entre otro chico de Barcelona que también había bajado en bus y yo, a relevos, llevamos a 5 o 6 volando hasta el nuevo desvío de Cartirana donde nos dieron las gracias y nosotros entramos directos a Sabiñánigo y ellos giraron a la derecha a subir el último “repecho” de la jornada.

Y esta fue mi 5ª QH. En los días sucesivos he pensado mucho, y creo que hice lo correcto.

Dicen que una retirada a tiempo es una victoria….y que lo que no te mata te hace más fuerte.

Enhorabuena a Diego por su 2ª QH, una pena no poder acompañarte hasta la meta como en 2013, y muy especialmente a aquellos que han acabado su 1ª QH y ya se han licenciado como ciclistas, Maikel, Néstor, Carlos, Jesús y David.

Gracias a los que lo hayáis leído.

Gracias a los que me habéis dado mensajes de ánimo estos días.

Gracias a mi familia por el tiempo robado, principalmente en el último mes para preparar la prueba.

Añade un comentario a la crónica